+52 (81) 81 92 23 55
contacto@centrosonica.com

¿PUEDE LA MÚSICA EN REALIDAD MEJORAR LOS PROCESOS MENTALES?
ENTRADAS RECIENTES


Alimentos que mejoran la memoria.

Los niños con trastornos del lenguaje
pueden beneficiarse a través de escuchar música.


Los sonidos de la música.

La función y usos de la música.

Alimentos que mejoran la memoria.

¿Puede la música en realidad mejorar los procesos mentales?


Existe un interés creciente en los efectos de la música sobre la mente. Esto es mejor conocido como el fenómeno de transferencia de los efectos de la música a otros dominios cognitivos. Una sección especial en una importante revista de investigación sobre música, recientemente se ha enfocado en este tema. Se le pidió a varios investigadores presentar sus perspectivas al respecto. Aunque se han documentado muchos efectos de transferencia positivos, no se han logrado acuerdos unánimes. Este diálogo contradictorio más bien representa un lado normal y saludable de la ciencia. El hecho de que ahora este tema se trate seriamente es importante ya que en el pasado se ignoraba.

La revista Psychology of Music es publicada por la Sociedad para la Investigación en Psicología de la Música y Educación Musical. Como tal es la mejor fuente para nuevos hallazgos e ideas en la investigación sobre música. En1998 esta revista publicó una sección llama “Discussion Note” en la cual este tema de los beneficios mentales de la música fue trazado por la profesora Katie Overy de la Universidad de Sheffield, U.K.1 Ella precisó que, aunque actualmente hay gran interés en las ventajas de la música, el tema no es nuevo. Les presento enseguida una de las frases que muestra al principio de su artículo.

“Es un hecho conocido que la educación en música adecuadamente aplicada tiene ciertamente la propiedad de estimular las facultades mentales de aquellos que toman parte en ella y como resultado mejoran los estándares de aprovechamiento en otros departamentos” — MacPherson, 19222

Las palabras han cambiado desde los años 20s, y por ejemplo: “Facultades mentales” puede entenderse mejor como “procesos cognitivos” y “otros departamentos”, por lo que puede leerse como “áreas académicas no musicales”, pero sin embargo el significado está claro. A continuación se explican diferentes Transferencia del aprendizaje.

En los enfoques contemporáneos, la facilitación o mejoría de una habilidad cognitiva o motora debido al aprendizaje o práctica previa en otra área, se denomina “transferencia del aprendizaje” o simplemente “efectos de transferencia”. Este tipo de facilitación de la intercomunicación, se cree que está basado en similitudes entre procesos que están involucrados en la actividad original y en la recipiente o actividad facilitada. Un ejemplo común de transferencia de habilidades motoras es el hecho de que aprender a andar en bicicleta, facilita el aprendizaje del patinaje u otras actividades que requieran aprender a mantener el equilibrio durante un movimiento hacia adelante.

La transferencia del aprendizaje es un tópico fundamental en las ciencias cognitivas y neurociencias en general. Ha estado presente desde hace tiempo y continúa siendo un punto de interés en la educación tanto de habilidades motoras como cognitivas. Una simple búsqueda del termino “transfer of learning” (transferenia de aprendizaje) en la base de datos “PsycInfo”, de la Asociación Americana de Psicología, dió como resultado, 6919 citas. El efecto de transferencia no se limita a las habilidades motoras sino que es bien conocido en los procesos y habilidades cognitivas.3

Algunos puntos de vista del efecto de transferencia de la música

La doctora y profesora Katie Overy de la Universidad de Sheffield, en la introducción de su trabajo reciente dio ejemplos de publicaciones sobre efectos de transferencia de la música, pero no abundó al respecto. Citó beneficios de la música en las habilidades de lenguaje y lectura, tareas espaciales y temporales, habilidades verbales y cuantitativas, concentración, atención, memoria y coordinación motora. La Dra. Overy también cuestiona si esos efectos son específicos a habilidades cognitivas particulares o reflejan la participación de procesos cognitivos generales.

En las respuesta al artículo de la Dra. Overy, algunos temas se enfocaron en posibles mecanismos neurológicos mientras que otros enfatizaron hallazgos comportamentales, sobre los cuales hablaremos aquí. No es mi objetivo resumir cada una de las respuestas sino más bien resaltar algunos puntos recurrentes. Sugiero a los lectores consultar las respuestas en la revista Psychology of Music4 para apreciar en su totalidad este diálogo particular.

Maria Spychiger de la Universidad de Fribourg, Suiza, hace una pregunta aguda. ” …por qué nadie ni siquiera pregunta … si las matemáticas mejoran los procesos mentales? O si el lenguaje podría? Probablemente porque estas preguntas son obvias o pueden sonar ridículas; Todo el mundo sabe que la respuesta es ‘sí’.”

Continúa con un contundente “sí” para la música. Spychiger es la autora de un estudio que muestra que los niños que tomaron instrucción musical a expensas de tiempo dedicado a instrucción en lenguaje o matemáticas, mostraron mejores resultados en lenguaje y al menos no empeoraron en matemáticas con respecto a los niños que llevaron más tiempo en esos temas sin aumentar el tiempo de instrucción musical. Spychiger apunta que el efecto de transferencia entre la música y otras materias fue probablemente especifico, como lo son muchos otros efectos de transferencia, porque están basados en similitudes entre las 2 actividades. Por lo tanto en lugar de hablar de “efectos de la música” se necesita determinar qué aspectos de ella son responsables de qué efectos de transferencia. Esta postura sugiere que los efectos de la música no pueden ser entendidos a menos que se especifique que componentes de la experiencia musical pueden tener relevancia en aspectos específicos de otras áreas o actividades. Un ejemplo puede ser la facilitación de la música para aprender a leer. Esto se cree que es debido a que se aprende a escuchar cambios en la tonalidad de la música lo cual se supone que es importante para la habilidad de pronunciar palabras nuevas. 5

Otros participantes mostraron la misma necesidad de análisis más detallado de las bases de los efectos extra-musicales en sus respuestas. Por ejemplo, Alexandra Lamont de la universidad de Cambridge enfatiza el hecho de que la música y la instrucción musical son muy complejas. Hace notar que no todos los estudios muestran efectos de transferencia y que es importante entender cuáles son las circunstancias o puntos críticos que logran la transferencia. La Dra. Lamont cree que los efectos de transferencia de la música a la cognición no han sido bien establecidos a la fecha y agrega,”…podemos en una hipótesis decir que la música probablemente pueda y la investigación establecerá más precisamente los puntos no resueltos sobre qué música… y donde, cuando, como y porque esto puede ocurrir.”

Janet Mills, quien es Inspectora Real de Escuelas en el Reino Unido alaba el Currículum con énfasis en música de Spychiger “…porque cuestiona lo educativamente incuestionable.” Agrega, “prácticamente no tengo duda de que la música bajo ciertas circunstancias puede mejorar la mente …. De lo que en ocasiones estoy menos segura es sobre qué es lo que lleva a ésta mejoría…”.

Andrew J. Waters, de la Universidad College London, también enfatiza los numerosos componentes de la música, y la importancia de identificar las características relevantes para lograr la transferencia al escuchar o ejecutar música. También resalta que algunos efectos de transferencia pueden ser directamente mediados por la música, mientras que otros pueden ser indirectos como los secundarios a efectos en el estado de ánimo inducido por la música. El Dr. Waters apunta que los efectos a corto plazo de la exposición a la música son más fáciles de estudiar que los efectos a largo plazo y piensa que los efectos a corto plazo deben queda sólidamente aclarados “…antes de tener certeza de que el trabajo completo valdrá la pena.” 6

Resumen

En resumen, es posible concluir que existe actualmente un diálogo activo entre educadores de música e investigadores acerca del grado en que la música tiene efectos de transferencia positivos para con habilidades y procesos cognitivos. Aunque no existe consenso alguno sobre este punto, parece existir un acuerdo en que la investigación futura deberá enfocarse al análisis de varios componentes tanto de la escucha de música como la ejecución de instrumentos para identificar componentes o procesos que puedan tener efecto de transferencia a otros dominios o actividades académicas. Es poco probable que se pueda lograr progreso con demostraciones de éxito o fracaso de transferencia sin esta información y un marco teórico sobre el cual formular y probar hipótesis.

Las expectativas de un entendimiento completo de los efectos de transferencia en estas etapas iniciales de investigación es prematuro. No debemos preocuparnos por la falta de consenso ya que esto es una parte normal de la actividad científica. Será mejor que estemos contentos porque por fin este tema ha tomado mayor atención, ya que había sido ampliamente ignorado en el pasado. Ahora es solo de esperar a los resultados de trabajos y hallazgos emocionantes en relación al entendimiento del rol que la música tiene en los procesos cognitivos y del comportamiento del ser humano.
La controversia del Efecto de Transferencia.

Escrito originalmente por Norman M. Weinberger
Entra a nuestro Blog y conoce más
Copyright © 2016